20 de junio: Día Mundial de las personas refugiadas

S.O.S. Personas Refugiadas: el riesgo de volver a ser invisibles

20 de junio de 2017.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Comunicados | Mujeres inmigrantes | Derechos humanos



Accem recuerda que las mujeres refugiadas se enfrentan a más peligros y riesgos por el mero hecho de ser mujeres y reclama medidas urgentes que desbloqueen la situación de las personas refugiadas y migrantes


Madrid, 20 junio. 17. Amecopress. Hoy es 20 de junio, Día Mundial de las Personas Refugiadas, y desde Accem quieren alertar sobre un grave peligro que se cierne sobre las personas refugiadas: la vuelta a la invisibilidad. Así lo advierte en un comunicado y en los diversos actos que ha convocado.

En el año 2015 las personas refugiadas se hicieron visibles e irrumpieron en los hogares de todo el mundo a través de los medios de comunicación y las redes sociales. Ocurrió cuando las personas que escapaban de la guerra civil en
Siria llegaron a las puertas de Europa: las vimos embarcándose en Turquía; llegando dramáticamente a las islas griegas; tomando la ruta de los Balcanes con el rumbo puesto en los países más prósperos de Europa; vimos las imágenes de naufragios, muerte y desesperación

Accem comparte con “preocupación” que tras dos años y, pese a que la atención se mantuvo durante un tiempo considerable, progresivamente la atención social, mediática y política por las personas refugiadas decrece, sin que las circunstancias hayan cambiado ni sus causas y problemas se hayan solucionado.

Se estima que 65 millones de personas en el mundo están en situación de desplazamiento forzoso, es decir, obligadas a dejar su hogar a causa de la guerra, la persecución o la violencia. La mayoría de ellas se concentran en las regiones y países limítrofes a sus lugares de origen, en campos de refugiados concebidos como provisionales y que acaban perpetuándose en el tiempo.

Las personas refugiadas siguen escapando a día de hoy de la guerra de Siria, pero también de violencia que sigue golpeando a Iraq, Afganistán o Pakistán; de la represión y el terror en Eritrea, Somalia o Nigeria; de la inestabilidad y la persecución en Irán o Bangladesh; o de la violencia callejera y el narco en Honduras o El Salvador.

Este año, desde Accem quieren insistir en los mayores peligros y riesgos a los que, además, deben enfrentarse las mujeres refugiadas: violencia física y sexual en el viaje; trata de seres humanos y formas específicas de persecución que las obligan a escapar: matrimonio forzoso, mutilación genital femenina, persecución por motivos de género, etc. Formas de violencia que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo.

Desde Accem piden a la ciudadanía que continúe apoyando a las personas con necesidad de encontrar protección y exigen a las autoridades que tomen medidas urgentes que desbloqueen la difícil situación de las personas refugiadas y migrantes.

Asimismo, “llamamos a multiplicar los esfuerzos y recursos para que desaparezcan las causas que obligan a las personas a huir de sus países, a través de la resolución dialogada y efectiva de los conflictos en curso; de la promoción de la democracia y de los derechos humanos y de la actuación decidida y real para acabar con la pobreza y con las grandes desigualdades sociales existentes en el mundo”.

Fotos archivo AmecoPress


Comunicados – Mujeres inmigrantes – Derechos humanos; 20 de junio. 17. AmecoPress