Jueves, 27 de julio de 2017.

Reportajes

"Se buscan chicas guapas. Absténgase las feas"

Las “paragüeras” o “pit babes” se han convertido en un reclamo sexual para los organizadores de competiciones deportivas. Sin embargo, esta oferta de trabajo empieza estar cuestionada por un gran espectro de la sociedad

Deportes, Deportes y género, Empleo y género, Madrid, Jueves 18 de mayo de 2017, por Juanfran Moreno Ramos


Madrid, 18 mayo 2017. AmecoPress. - “Paragüeras”. Así es el nombre del trabajo de la discordia. El empleo que ha enfrentado a partidos políticos y organizaciones feministas con la empresa del Mundial de Moto GP, Dorna Sport. La definición de esta profesión es tan sencilla como vergonzosa: mujeres, algo “ligeritas de ropa”, que acompañan a los pilotos de motos con un paragüas para que no les dé el sol minutos antes de la carrera. Pero también existen otras ofertas de empleo en las que el trabajo de las mujeres es continuamente cuestionado. Son las “grid girls”, “pit babes” o “paddock girl”, que acompañan a los pilotos en el podio y, normalmente, son rociadas con el champan para que su ropa semitransparente y mojada sea vista por el gran público.

Estas peculiares condiciones laborables han vuelto al foco informativo después de que el Ayuntamiento de Jerez (Cádiz) aprobará una proposición de Ganemos Jerez para instar a la empresa organizadora del campeonato a que "en todas las pruebas que organiza en la localidad elimine las prácticas en las que se utiliza el cuerpo de la mujer como adorno y reclamo". La propuesta salió adelante gracias al voto a favor del PSOE y a la abstención de PP y Ciudadanos. Asimismo, el grupo municipal socialista presentó una enmienda de adicción para que el Gobierno de España y la Junta de Andalucía protejan a las mujeres del “uso sexista de su imagen corporal como reclamo comercial y publicitario en todos los ámbitos”.

Sin embargo, la presencia de “grid girls” en grandes eventos deportivos cada vez está siendo menor gracias al esfuerzo de organizaciones feministas por mostrar el uso sexista de las también llamadas “pit babes”. Una pequeña victoria que está dando sus primeros pasos. Entre las primeras competiciones que se desprendieron de esta polémica figura fue Las 24 horas de Le Mans, una carrera de resistencia que se disputa anualmente en el mes de junio en el circuito de la Sarthe, cerca de Le Mans, en Francia. “Para mí esto es el pasado. La condición de la mujer ahora es un poco diferente”, explicó en abril de 2015 Gérard Neveu, director ejecutivo del WEC.

En el ciclismo también se ha optado por “mujeres floreros” para acompañar a los campeones de las carreras. Uno de los incidentes más criticado fue el protagonizado por el ciclista Peter Sagan, quien pellizco el culo a una azafata en el podio mientras ella besaba al ganador de la carrera. Por ello, el mundo de ciclismo ha sido de los primeros en limitar esta figura. Así, la Tour Down Under, una carrera de ciclismo por etapas que se celebra en Australia, prohibió azafatas en la competición.

Cambios en las políticas para acabar con las “pit babes”

Precisamente, el estado de Australia Meridional (South Australia) es pionera en la lucha contra los trabajos que fomentan el sexismo puesto que condenó la figura de las “pit babes”, alegando la fomentación del estereotipo femenino. El Ministro de Deportes australiano, Leon Bignell, defendió en Australia’s ABC News la importancia de enviar una imagen constructiva sobre la imagen y el cuerpo de las mujeres. Se cambió a la mujer florero por ciclistas de categoría junior, quienes entregaban los trofeos a los ganadores.

Y es que, Australia es un ejemplo para la lucha contra el sexismo y para desmonta uno de los principales argumentos de los defensores: la pérdida del puesto de trabajo. “En Australia las azafatas no han perdido su empleo en el Tour de este año. Ahora ayudan a los que iban a subir al pódium; explicando el funcionamiento de una entrega de premios, ya que tiene mucho valor hacerlo bien sobre todo por la imagen de los patrocinadores, porque sin estos está claro que no habría eventos. Podrían hacer muchas otras cosas más como por ejemplo llevar a los VIPs dentro de la carrera, como lo han hecho en Australia también”, desvela el ex ciclista Allan Davis en una carta contra la figura de las azafatas. Davis, además, está casado con una exazafata que perdió su trabajo por ser “mujer de imagen”: “En el caso de mi mujer, llevaba unos 7 años trabajando como azafata de pódium y otros eventos de imagen. Ahora ella y lo repito, no solo ella, se han quedado sin trabajo por ser mujer de imagen, y si lo pensamos bien, aquí empezaríamos a ‘abrir una lata’ mucho más grande, que sería desde mi punto de vista, el machismo”.

También en nuestro país se ha empezado a suprimir esta polémica figura. España fue pionera en el Mundial de Fórmula 1 de Valencia al colocar también a modelos masculinos en el podio de 2008. Este año, la Challenge de Mallorca, también decidió prescindir de las azafatas en los podios. ““Desde el Govern, siguiendo su compromiso con la igualdad de género, se quieren evitar imágenes en las que la mujer es reducida a la categoría de objeto sexual”, dijeron fuentes del ejecutivo balear por entonces. En la Volta de Catalunya también se prescindió de esta figura mientras que en la de la Comunidad de Valencia se incorporó al hombre y las mujeres cambiaron sus escotes exagerados por un ropaje más cómodo.

Desde la política de nuestro país, las menciones a las “paragüeras” o “pet babies” han sido minoritarias o se ha limitado a ámbitos locales – el Ayuntamiento de Bilbao también las suprimió con el apoyo de todos los grupos políticos-. No obstante, la Junta de Andalucía, a través de su Consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, anunció en marzo que incluirá en los acuerdos de patrocinio de eventos deportivos clausulas específicas que supondrían “eliminar el concepto de mujer objeto” tanto en las ceremonias de trofeos como en las propias competiciones. En la práctica, significaría que las empresas deportivas deberán tomar “medidas para desarrollar la igualdad y desterrar actitudes y situaciones denigrantes para la mujer” si quieren mantener la ayuda económica que ofrece el Ejecutivo andaluz a través del patrocinio.

Ofertas de trabajos sexistas

“Necesitamos chicas para hacer de chica paraguas en las carreras de Moto GP. Será para hacer la gira en España y posible en Portugal. Se necesita a chicas delgadas, altas, 1.74 mínimo (sin tacones) y sobre todo muy guapa! Requisitos: muy guapa, delgada, alta (1.74 mínimo)”. Es una de las ofertas de trabajos que circulan por las páginas webs de empleo como un claro reclamo sexual de la mujer. “El problema no es que sea un requisito laboral, sino un reclamo sexual”, defiende la profesora Laura Nuño en declaraciones a AmecoPress. “En el marco de las condiciones laborales parece que es condición obligatoria ser un reclamo sexual para trabajar. Hay que desterrar esta consigna. En otros campos se ha conseguido”.

La jornada de las chicas que cumplan estos requisitos se extiende durante largas horas durante un periodo de dos o entre días. El salario oscila entre los 100 euros, con un horario que empieza a las 08:00 horas y acaba a las 18:00. Las condiciones llegan a rozar el nivel máximo de machismo cuando se pide la abstención de aquellas “que no cumplan los requisitos de belleza establecido”.

La política avanza por delante de la sociedad. Pero la concienciación debe construirse poco a poco. Las organizaciones feministas no son “malas por querer quitar el trabajo” a unas mujeres que, a priori, aceptan libremente un trabajo remunerado. Porque la supresión de la mujer florero solo funcionará si las mujeres plantan cara a un machismo edulcorado en una “inocente” oferta de trabajo.

Foto: Archivo AmecoPress. El ciclista Peter Sagan pellizcando el culo a una azafata


Deportes - empleo y género - deportes y género; 18 mayo 17. AmecoPress




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: