Viernes, 28 de julio de 2017.

Noticias
Las matemáticas no son un asunto de hombres

México: Las niñas y adolescentes necesitan modelos a seguir para conquistar la ciencia y la tecnología

Faltan ejemplos de éxito, mejorar la educación y propagar los esfuerzos

Internacional, Empoderamiento, Las jóvenes, Infancia, Educación, Ciencia y tecnología, Cd. de México, Martes 28 de febrero de 2017, por Redacción SemMéxico


Cd. de México, 28 feb. 17. AmecoPress/SemMéxico.- Marlen Montiel, está en el último año de bachillerato en San Andrés Cholula, Puebla y asegura que su maestro de matemáticas le cambió la vida y su futuro.

“La materia que más me gustaba era la lectura, incluso quería estudiar historia o pedagogía, hasta había pensado en ser sicóloga, porque era donde menos matemáticas había y siempre pensé que las matemáticas eran difíciles, y hasta creía que eran cosa de hombres”.

Juan Carlos Sandoval, su maestro de matemáticas y computación, cuenta Marlen, llegó y les dijo que las matemáticas no son solo cosa de hombres, que no tienen sexo, sirve para pensar.

“Llegó y nos dijo a las niñas, porque éramos las más calladas y menos participábamos en la clase, que las matemáticas no son cosa de hombres, sino cosa de personas inteligentes, incluso recuerdo que comenzó a ponernos juegos, con números, adivinanzas, nada lo aprendíamos de memoria, al contrario, sólo se trataba de pensar y resolver problemas y ahí fue cuando nos dimos cuenta que las matemáticas eran una cosa de pensar y entender y no sólo de hombres”, explicó.

Las matemáticas, incluso, señala Marlen, sirven para inventar cosas nuevas y para resolver los muchos problemas que tiene el país.

“Ayuda a tener una nueva mentalidad y ver más allá de lo que no podías ver, por eso elegí estudiar ingeniería ambiental, las ingenierías son también para las mujeres, no nos define el sexo masculino o femenino, sino nuestra mentalidad, como decía mi maestro, las matemáticas son para quienes tienen ganas de resolver las cosas”, explicó.

Pero no todas las niñas en el sistema educativo mexicano tienen la misma suerte que Marlen; la mayoría, de acuerdo con el estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), son buenas para la lectura, pero lo de las matemáticas no se les da.

“En la mayoría de los países participantes en PISA (Programa Internacional sobre la Evaluación de los Estudiantes), entre los alumnos de buen rendimiento, las jóvenes lo hacen peor en matemáticas que los varones; en el nivel alto (de desempeño), en ningún país lo hacen mejor. En general, las chicas tienen menos confianza en sí mismas que los chicos para resolver problemas matemáticos o científicos.

“Las chicas tienden también a reconocer un sentimiento de ansiedad hacia las matemáticas, y esto se observa incluso entre las chicas de mejor rendimiento escolar”, señala la OCDE en su análisis sobre el desempeño de las niñas y los niños en la prueba PISA que se aplica cada tres años a una muestra representativa de jóvenes de 15 años de los países participantes en la evaluación internacional que mide lo que saben hacer o son capaces de desarrollar con el conocimiento adquirido quienes concluyen con la educación secundaria.

“PISA revela que las chicas lo hacen mejor cuando se les pide una actividad de matemáticas o ciencias parecida a las que acostumbran a hacer en clase. Pero cuando se les pide que “piensen como científicas”, las chicas lo hacen peor en comparación con los chicos, por ejemplo, al pedirles que formulen situaciones matemáticas”, señala la OCDE en el documento PISA Infocus ¿Qué subyace bajo la desigualdad de género en educación?, un análisis que realizó tras los resultados más recientes del 2015.

El análisis muestra que, de forma sistemática, las niñas tienen mayores aspiraciones que los niños en cuanto a sus carreras futuras, pero muy pocas van a las áreas científicas.

“Menos del 5 por ciento de las niñas quieren seguir una carrera de ingeniería o de informática; y el que haya muchos más niños que niñas pensando seguir esas carreras ocurre en todos los países”, señala.

La OCDE explica que uno de los principales factores de cambio son los profesores para impulsar que un mayor número de niñas y adolescentes opten por estudia una carrera relacionada con la Ciencia, Tecnología, Ingeniería o Matemáticas, las llamadas áreas STEM por sus siglas en inglés, y disminuir la brecha entre los hombres y las mujeres.

De acuerdo con el informe “El ABC de la Igualdad de Género en Educación”, sólo una de cada 20 niñas planea estudiar una carrera STEM, mientras que en el caso de los niños es uno de cada 5, cuatro veces más.

Revela que esta disparidad no es sólo un asunto de conocimientos, sino de confianza en sí misma, y de las expectativas que los profesores y la familia tiene sobre el futuro de las niñas.

Explica que descartar las áreas STEM tendrá un impacto en sus vidas porque son las carreras de mayor demanda y mejor salario del futuro.

Pero también reconoce que la desventaja entre los hombres y las mujeres no es una cosa del futuro, sino que ya se expresa en la mayoría de las universidades; en el caso de México los hombres duplican el número de mujeres matriculadas en las áreas STEM.

Julieta Fierro, astrónoma, divulgadora de la ciencia e investigadora de la UNAM, aseguró que muchas niñas y mujeres consideran no estudiar una carrera científica porque creen que no van a poder o porque es una carrera muy difícil.

“Hay también problemas hasta culturales, no se les ocurre que se pueden dedicar a la ciencia”, expresó.

Consideró que es necesario atacar tres frentes al mismo tiempo.
“Uno es ejemplos de éxito, otro es mejorar la educación y el tercero es cacarear los esfuerzos”; expresó, al mismo tiempo, se requieren centros de alta investigación en los estados, para diversificar las oportunidades de desarrollo de las mujeres”.

Cecilia Noguez, Premio nacional de Ciencias 2016, la cuarta mujer de los 98 premiados con este galardón, aseguró que la ciencia y la tecnología debe estar más cercanas a las niñas para lo cual se requiere crear ambientes propicios en las escuelas.

“Hay ambientes poco adecuados y hostiles para las niñas, con estereotipos muy marcados hacia lo científico, no existen muchos modelos a seguir, por eso es difícil tanto para niños, como niñas acercarse a la ciencia, pues sigue habiendo una creencia de que se trata de un asunto de hombres, por un lado, pero también de un asunto complicado”, expresó.

Foto: SemMéxico

— -

Internacional – Educación – Infancia – Las jóvenes – Ciencia y Tecnología – Empoderamiento. 28 feb. 17. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: