Los candidatos no consideran importante la violencia de género

14 de junio de 2016.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Política | Política y género | Violencia de género





Madrid, 14 junio. 16. AmecoPress. Ayer por la noche asistimos de nuevo a un debate en el que ellos fueron los protagonistas. Las mujeres y los temas sobre los que ellas vienen demandando atención y resolución desde hace tiempo siguen siendo postergadas en los procesos electorales y en las promesas de cambio. Como ha sido denunciado en medios de comunicación y en las redes sociales, ayer los candidatos dedicaron solo 22 segundos a la violencia de género. Cuando a un tema no se le dedica tiempo ni recursos, es que no se considera importante.

Si el “debate de mujeres” del pasado jueves fue decepcionante por la reproducción de modelos y formas masculinas y porque la igualdad no formó parte de las temáticas debatidas, lo de ayer ahondó en la omisión, en el silencio, en la ignorancia de una desigualdad que genera violencia contra las mujeres.

Rajoy y Rivera dedicaron cero segundos a hablar de violencia machista. La insistencia de la moderadora hizo que Pablo Iglesias abordara la cuestión durante nueve segundos: "la violencia machista, porque preferimos llamarle así", dijo, y anunció "soluciones habitacionales para mujeres sin necesidad de denuncia". Pedro Sánchez, dedicándole 13 segundos, dijo que harían un pacto contra la violencia de género y continuó citando logros del PSOE en el pasado y proponiendo un gobierno paritario. Por supuesto, criticó los recortes del PP en la materia.

En la campaña a las elecciones que se celebraron el pasado mes de diciembre, parecía que la lucha que durante años ha llevado a cabo el movimiento feminista había logrado llevar al debate público cuestiones vitales como la violencia de género. De hecho, los errores que un partido como Ciudadanos cometió en su tratamiento le llevaron a perder votos. En todo caso, este asunto, junto a materias como la corresponsabilidad y los permisos por maternidad y paternidad, o la brecha salarial, arañaron minutos en los debates, declaraciones y mítines. No muchos y seguramente no lograran salir de los muros de la retórica, pero ahí estaban.

Las organizaciones de mujeres vienen reclamando un pacto de Estado frente a la violencia machista. Al menos, una respuesta conjunta y contundente que supere los minutos de silencio y las tenues condenas que se hacen tras los asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o ex parejas. Nunca está de más recordar que hablamos de una violencia que ha acabado con la vida de 846 mujeres desde 2003 en nuestro país, que cada año aproximadamente es responsable del asesinato de 60 mujeres y del infierno del maltrato para las cerca de 800.000 que lo sufren cotidianamente en silencio, según las cifras oficiales de instituciones, que también acreditan que más de 300 mujeres denunciaron cada día en 2015.

El feminismo es revolucionario y se opone a la mera formalidad con la que parece que los partidos mayoritarios que concurren a las elecciones han decidido incluir sus propuestas. El feminismo no quiere ser simplemente políticamente correcto.

Foto: Amecopress;
— -
Política – Política y género – Violencia de género – Feminismo – Movimiento feminista; 14 junio. 16. AmecoPress