Martes, 24 de abril de 2018.

Noticias

“Transexualidad infantil e infamia médica”

La Plataforma por los Derechos Trans recuerda que los derechos de las personas transexuales también son Derechos Humanos

Sociedad, Sexualidades, Sexualidades, Transexualidad, Salud, Madrid, Martes 12 de mayo de 2015, por Redacción AmecoPress


Madrid, 11 mayo. 15. AmecoPress. La “Plataforma por los Derechos Trans #NadieSinIdentidad” ha lanzado un comunicado de prensa en forma de respuesta al artículo del médico forense Luis Montero Ezpondaburu publicado en el diario El País.

En primer lugar muestran su indignación a la hora de referirse a la transexualidad como disforia de género. Este es un término que se sigue utilizando en muchos manuales médicos, así lo reconoce el propio Luis Montero que dice “aunque en el manual de diagnóstico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) CIE-10 se sigue manteniendo la nomenclatura, la Asociación Americana de Psiquiatría, en la última revisión del manual DSM V, se utiliza el término Disforia de Género, sustituyendo al Trastorno de Identidad de Género (TIG), para designar a aquellos sujetos que muestran una fuerte identificación con el género contrario e insatisfacción constante con su sexo anatómico”. Esta le parece razón suficiente para utilizar este término a lo largo de todo artículo.

La Plataforma por los Derechos Trans dice que esta forma de referirse a las personas trans responde únicamente a una perspectiva médica como esta si fuese la única visión. Aseguran que “disforia de género y transexualidad no son sinónimos, puesto que no todas las personas transexuales tienen disforia de género ni quien la tiene, la tiene en el mismo grado”. De la misma forma, hacen mención a la Resolución del Consejo de Europa del pasado 22 de abril, en su punto 3, que califica como violación de los Derechos Fundamentales el diagnóstico de la transexualidad como enfermedad mental. También recuerdan las declaraciones Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, con respecto a la disforia, pues dice que “mantener este término -que designa a las personas que viven un desacuerdo entre su sexo biológico y su sexo psicológico- en la categoría de trastorno mental, estigmatiza a las personas transexuales y restringe su libertad a la hora de escoger un eventual tratamiento hormonal”.

Montero defiende en su artículo que es necesario que las personas trans sean atendidas por las UTIG (Unidad de Trastornos de Identidad de Género), hecho que la Plataforma cataloga de por sí estigmatizante. Recuerdan que La Resolución del Consejo de Europa del pasado 22 de abril, en lo que concierne a los tratamientos de reasignación y cuidados de la salud la Asamblea llama a los Estados miembros a “modificar las clasificaciones de patologías utilizadas a nivel nacional y proponer la modificación de las clasificaciones internacionales con el fin de garantizar que las personas transexuales, incluidos las menores, no sean considerados como enfermos mentales, al mismo tiempo asegurando el acceso a los tratamientos médicos sin estigmatización”.

Desacreditación a las organizaciones trans

Muestran su indignación cuando en el artículo se desacredita a las organizaciones diciendo que “los propios progenitores o tutores del menor, al sentirse marginados en las instancias públicas, pueden sucumbir a la tentación de ponerse en manos de profesionales u organizaciones no suficientemente formados y acreditados para manejar casos tan complejos como los descritos”. En respuesta a ello, la Plataforma hace referencia a Resolución del Consejo de Europa en la que se recoge la necesidad de consultar explícitamente a las personas transexuales y sus organizaciones e implicarlas en la elaboración y puesta en marcha de políticas y disposiciones jurídicas que les conciernen.

También arremeten contra los datos que el señor Montero cita en su artículo: “aunque la mayoría de las personas adultas transexuales refieren el inicio de la identidad cruzada en la infancia, solo el 15-20% niños/niñas con disforia persistirán en la edad adulta, es decir, en un porcentaje no desdeñable del 80-85% la disforia revertirá.” Le piden que revele la fuente de dónde ha sacado los datos porque no se corresponde con los que maneja la Plataforma y diferentes estudios. Citan el estudio de la Dra. DELAMARRE-VAN DE WAAL (2014) que concluye diciendo que “a día de hoy, no tenemos ningún caso de arrepentimiento en nuestro grupo de pacientes jóvenes”. También mecionan el estudio del Hospital Universitario Ramón y Cajal, que asegura que “respecto a la persistencia del diagnóstico, a pesar de que se ha publicado datos cuantitativos de otros autores resultan contradictorios (…). Nuestros datos hasta la fecha objetivan un número elevado de casos de menores vistos en edades tempranas, en los que se confirma y se mantiene su diagnóstico de disforia de género, después de la mayoría de edad”.

Por lo tanto, incluso los estudios médicos concluyen que las estadísticas que se manejan no son fiables y quieren subrayar que “en los casos en lo que no se mantiene el “diagnóstico” no se trata de que algunos menores “diagnosticados” como personas transexuales hayan dejado de serlo con el paso de los años (la condición de persona transexual se tiene desde que se nace hasta que la persona fallece), sino que ha existido un “diagnóstico” erróneo”.

Por todo ello desde la Plataforma de los Derechos Trans #NadieSinIdentidad quieren hacer un “llamamiento a Instituciones, Partidos Políticos, Organizaciones Sociales y Entidades LGTBI, para que se posicionen públicamente al lado de las personas transexuales y no junto a los profesionales de la medicina que contribuyen a la segregación, patologización y estigmatización de las personas transexuales. Los derechos de las personas transexuales también son derechos humanos”.

Foto: Archivo AmecoPress, cedida por Plataforma de los Derechos Trans

------------------------------

Sociedad – Salud – Salud y género - Sexualidades – Transexualidad. 11. mayo. 15. AmecoPress




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: