Jueves, 27 de abril de 2017.

Noticias

Matriarcados, una forma de organización social no reconocida

Un ciclo de conferencias en las Bibliotecas de Barcelona que trata de demostrar que las mujeres no siempre han estado oprimidas

Autonomías, 8 Marzo, Barcelona, Viernes 7 de marzo de 2008, por Julia López


Con motivo del día Internacional de las Mujeres, el Consorcio de Bibliotecas de Barcelona ha organizado durante el mes de marzo unas tertulias sobre los Matriarcados. Una visión transdisciplinar y amena alrededor de diversas sociedades del planeta que han tenido, en un momento o otro, un sistema cultural en el que las mujeres han mantenido un papel fundamental en la articulación política y social, desmintiendo la falsa idea de que siempre han estado oprimidas, como si fuese un hecho natural.

El ciclo de conferencias Matriarcados, se desarrolla dentro del programa: “La Aventura de Leer”, y durara hasta el 28 de marzo, con 7 sesiones en las diferentes bibliotecas de Barcelona. La inauguración fue en la biblioteca Albert Einstein de Nou Barris, con la conferencia introductoria “Matriarcados, entre mito y realidad”, a cargo del coordinador del ciclo, el doctor en Antropología Social Joan Manuel Cabezas, que será quién cierre el ciclo el último día.

El matriarcado, entre el mito y la realidad

De manera provocadora, Cabezas empezó haciéndose la pregunta de si el matriarcado existe o existió. Explicó que “existe un mito sobre el matriarcado, que surgió en pleno siglo XIX, con el auge de las teorías evolucionistas, que fue una invención fruto de la burguesía occidental europea, y cuyo principal ideólogo fue Bachofen, con la publicación en 1861 del libro Das Mutterecht o El Derecho de la Madre”. Según Bachofen, en los inicios de los tiempos hubo una época de gran tiranía sexual de los hombres, el ‘Hetairismo’, que causó que algunas mujeres se rebelaran y establecieran un matriarcado o ‘geritocracia’, en la que ellas sometían a los hombres, establecían la familia y los obligaban a casarse (de aquí nace el prejuicio aún presente de que las mujeres son las que obligan a los hombres a formar una familia o el mito de las Amazonas, como fantasía proto-masoquista de los hombres).

Para este antropólogo, así surgió el mito del matriarcado “en el que se relaciona a las mujeres con la sociedad salvaje y primitiva, con la naturaleza, y que se contrapone al patriarcado inicial de dominio de los hombres, que se asocia a la sociedad civilizada, política, industrial y que excluye explícitamente a las mujeres. Este mito también sirve como argumento para la dominación de los ‘salvajes’ de los pueblos que se estaban colonizando en esa época en África o Asia, a los que se ve primitivos e inferiores, al igual que las mujeres”. Cabezas siguió su discurso dando ejemplos de que el sistema de asignar a un sexo un género determinado no es un sistema que se utilice en todas las culturas, “más bien al contrario, pueblos como los Bugi de Sulawesi, en la actual Indonesia, tienen hasta cinco géneros cumpliendo diversas funciones en la sociedad”.

A continuación, Cabezas se preguntaba, si en realidad el matrimonio monógamo es la forma de organización familiar más exótica y menos frecuente a lo largo de la historia y las culturas. “Por ejemplo, los Nayar, en el Sudeste de la India- explicaba- los niños siguen la línea de filiación materna, y las mujeres, a parte de su marido legal o ‘Pater’, pueden tener diferentes amantes o ‘Genitor’, que son los que engendran a su prole”. Todos estos ejemplos los dio para demostrar que el sistema en el que se basa el patriarcado tampoco es el más habitual ni “natural”.

Sociedades basadas en la cooperación

Según este antropólogo, el mito del matriarcado se ha creado para justificar el patriarcado en el siglo XIX. “Pasamos a ver el matriarcado primitivo real que existió, y todavía existe en algunos pueblos del mundo, y que fue descrito por varias autoras, como Marija Gimbutas en su obra “Sociedades matrísticas” o por Riane Eisler, que valoran el matriarcado, que en ningún caso se trato de una dominación de los hombres por parte de las mujeres, sino de un sistema donde los dos sexos cooperaban y se repartían el poder y las diferentes funciones sociales, con roles que no están ligados al hecho de ser hombre o mujer. Las mujeres, por supuesto, tenían poder, y esto se refleja en las diosas de diversas culturas, como las chinas Ma Tsu o Kuan Yin, las egipcias Isis o Nut o las griegas Demeter o Hera. Cabezas dio múltiples ejemplos de sociedades matriarcales a lo largo de la historia, como los Igbo en Nigeria, o los Bashi en el actual Congo".

Esas sociedades, basadas en la cooperación y distribución del poder, se contraponen al pensamiento dicotómico de las sociedades patriarcales, donde dominan los hombres y los valores asociados a lo masculino y donde, por ejemplo, se asocian la guerra y la violencia con lo masculino cuando, por ejemplo, en Dahomey, el actual Benin, la lucha contra los colonizadores británicos fue llevada a cabo por las mujeres. Así pues, el mito de matriarcado se convierte en la dicotomía ideal para enfrentar modernidad contra primitivismo o matriarcado (“si se deja el poder a las mujeres es la barbarie: argumento contra el voto femenino) y este es el humus o base del capitalismo que, según el conferenciante, se basa en la misoginia y en la creación de un “otro”, un espejo inverso, por el cual se legitima la dominación de un sexo, una raza y una clase determinada”.

“Matrifocalidad, modernidad y anticlericalismo en Europa, a cargo de Manuel Delgado, profesor de Antropología Social (UB) ha sido la segunda charla que se ha dado en este ciclo. El prestigioso antropólogo, experto en análisis de la vida moderna, intervino en la biblioteca Mercè Rodoreda del barrio del Guinardó de Barcelona, y con su característico sentido del humor y capacidad crítica demostró las posibilidades de asociar el matriarcado y la modernidad para ir hacia un nuevo tipo de sociedad. 

El lunes 10 de marzo, corresponderá hablar a Anna Boyé en “Viaje a tres matriarcados: Guinea-Bissau, China y México”, en la biblioteca Francesca Bonnemaison (Sant Pere més Baix, 7). El martes 11, la experta islamóloga y arabista, Dolors Bramón, hablará sobre: “Las mujeres en el mundo de los musulmanes: más allá de los tópicos”, en la biblioteca Joan Oliver (Conde de Borrell, 44). El jueves 27, con “Matriarcado y sociedad en los Balcanes”, disertará Marija Djurdjevic, antropóloga y presidenta de la Casa del Este, en la biblioteca Joan Miró (Parque de Joan Miró/ Vilamarí, 61)

El ciclo se acaba el viernes 28 de marzo, con “Antropología de las mujeres: del matriarcado al maltrato”, a cargo del responsable del ciclo, Joan Manuel Cabezas, doctor en antropología social. En la biblioteca Jaume Fuster (Plaza de Lesseps, 20-22): Todas las charlas empiezan a las 19 horas, y muchas de ellas se apoyan en audiovisuales.

------------------------------------

Fotos: cedidas por la Biblioteca de Nueve Barrios

------------------------------------

Autonomías – 8-Marzo – 7 marzo, 08 (AmecoPress)

 




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: