Tenue respuesta ante la violencia de género

11 de diciembre de 2014.

Por Redacción AmecoPress

Medios de Comunicación | Madrid | Estado Español | Violencia de género | Maltratos | Legislación y género | Instituciones de igualdad



Los medios de comunicación no contribuyen: “Dos mujeres y tres hombres muertos por violencia machista en un solo día”, titulaba el Diario de Navarra


Madrid, 11 dic. 14. AmecoPress. Estamos cerca de la finalización del 2014. Viviendo días muy trágicos, en términos de violencia de género, en el que cuatro mujeres han sido asesinadas y una herida a manos de sus parejas o exparejas. La gravedad de los datos se diluye en tenues respuestas, lamentos y condenas.

JPEG - 22.8 KB

Recientemente un hincha de fútbol moría violentamente y el eco de ese drama aún deambula en las televisiones y las acciones que se emprenden desde los estamentos públicos. ¿Qué pasaría si fueran medio centenar, en un año? ¿Y si los asesinados fueran empresarios, o médicos, o políticos…?

Pues en 2014 son 70 víctimas por violencia machista en nuestro país -de momento-, aunque algunas no sean contabilizadas por no ajustarse al parámetro marcado por la Ley Integral contra la violencia de género. Si nos ceñimos a las cifras oficiales son 50 mujeres asesinadas.

Ningún periódico, ninguna emisora de radio o televisión nacional ha abierto su portada con un asesinato machista. Además, en algunos medios de carácter territorial y local el tratamiento de este tipo de acontecer es nefasto, cargado de prejuicios y estereotipos que van desde sacar declaraciones del vecindario diciendo que el asesino “parecía un hombre normal” – ¿qué sucedería si tras un atentado terrorista fuéramos a preguntar si el que puso la bomba era un vecino normal?-, hasta aderezar la noticia con morbo. El último “error” informativo es indignante: “Dos mujeres y tres hombres muertos por violencia machista en un solo día”, titulaba el Diario de Navarra. Una repugnante fórmula periodística que equipara asesinos –que se suicidaron tras asesinar a sus parejas- y víctimas, y que de este modo confunde y consolida falsas creencias y mitos.

Más de setecientas mujeres asesinadas desde que, hace diez años, entró en vigor la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Un “fenómeno” que a menudo nos limitamos a condenar, pero del que nadie en definitiva se hace responsable. No lo enfocamos bien, no aceptamos su específica realidad y causa, y no faltan voces que se empeñan en minimizar sus consecuencias y tapar sus entrañas. No solo es que no haya alarma, es que cuando se habla del tema es raro que no aparezcan rápidamente quienes acusan a las mujeres de aprovecharse de la “ventaja” que les da la ley, de interponer denuncias falsas, de también maltratar ellas a los hombres, de querer quedarse con la custodia de los hijos e hijas para recibir la pensión y no tener que trabajar…entre otras lindezas. Están también los que sostienen que ya hemos alcanzado la igualdad y que la realidad se corregirá por sí sola, los que intentan inscribir estos crímenes en el ámbito de las pasiones y la convivencia doméstica. Y muchos –y muchas- que, sin decir nada, miran para otro lado.

Las mujeres mueren por el machismo, que es cultural y que en el centro sitúa la desigualdad y la violencia. No es un virus que se pasa. Hay que ir a la raíz y dar respuesta.

Foto: Archivo AmecoPress

--------------------

Estado español – Medios de comunicación – Violencia de género – Legislación y género – Instituciones de Igualdad – Maltratos; 11 diciembre. 14. AmecoPress