“Las mujeres seguimos en un periodo de demostración en el que tenemos que esforzarnos más”

27 de febrero de 2008.

Por Maria Cobos

Cultura | Madrid | Cultura y arte



Rosalina Gómez Baeza, mujer del mundo del arte y ex directora de ARCO


Mujeres pioneras del arte contemporáneo se han dado cita en el marco de la programación del “Ellas crean” de Madrid cuyo anfitrión fue la delegación del Principado de Asturias en la capital española. En el debate sobre la mujer en el mundo del arte participaron Rosina Gómez Baeza, directora de ARCO durante 20 años; las galeristas Soledad Lorenzo, Oliva Arauna, y Nuria Fernández, acompañadas por la escultora y pintora María Jesús Rodríguez.

El acto lo abrió la directora General del Instituto de la Mujer asturiano, María Fernández Campomanes, que destacó que “sí hay una percepción de una realidad social que es interpretada desde una visión masculina, donde el hombre es el autor y la mujer, el personaje u objeto”. Consideró que “tener a las mujeres como referentes en el mundo del arte servirá a las jóvenes para acabar con los estereotipos caducos” y cerró su intervención destacando que “la creación artística es un acto de libertad y de compresión del mundo donde las mujeres tenemos que reivindicar que es un ejercicio pleno de la ciudadanía”.

Rosalina Gómez Baeza, moderadora del acto, señaló que “sí se han cubierto ciertas expectativas en el mundo del arte, sin embargo, no hay una presencia importante de mujeres en colecciones como la del Reina Sofía. Hay personas destacadas, pero quedan áreas que no responden al mérito de tantas y tantas mujeres artistas”.

Baeza considera que siempre ha pensado que “la mujer es enemiga de sí misma porque en vez de cubrir el espacio público nos hemos quedado en el espacio doméstico, quiero recordar a mujeres que no han tenido ocasión de compartir un aula en la universidad y que pertenecen a generaciones que las han tenido al margen de los acontecimientos”.

Las tres galeristas presentes destacaron las dificultades del oficio. Nuria Fernández, presente en ARCO y dueña de la galería “Espacio liquido” de Gijón, señaló que “una galería de arte es el negocio más difícil porque no se ajusta a ningún perfil de empresa, no hay estudio de mercado sobre los artistas, nosotras creamos una necesidad, en vez de cubrirlas”.

Oliva Arauna, con una galería sobre fotografía y vídeo, y Soledad Lorenzo, con otra en arte contemporáneo, son pioneras desde los años ochenta en el mundo de las galerías de arte en Madrid. Arauna recuerda como se dedicó a soportes que no eran considerados arte en ese momento “fueron años muy duros, no solo económicos, sino de reconocimiento”.

Lorenzo, señaló que ser galerista es “ser intermediaria entre el artista y el coleccionista y que son los y las artistas los que te dan un nombre como galerista; seas hombre o mujer, lo importante es tu obra. Nosotras somos pioneras porque formamos parte de un grupo que ayuda a acercar el arte del presente a la sociedad, elegimos una parte del talento del momento”.

La única artista en la mesa, la escultora María Jesús Rodríguez, destacó que “el arte no tiene género sino una mirada y voluntades; mi mirada es de mujer pero por las temáticas que trato como la etnografía y las naturalezas casi sin importancia y que no vemos”.

Todas las participantes están de acuerdo en que hombres y mujeres tienen percepciones comunes aunque miradas diferentes y que las galeristas ejercen un poco como madres de los y las artistas a los que brindan atención, compresión y dedicación.


Fotos: AmecoPress y cedidas por la organización de “Ellas crean”


Cultura – Arte – 27 febrero, 08 (AmecoPress)